Anécdotas sobre el Concierto de Aranjuez

La primera anécdota sobre la obra sucedió pocas horas antes de su estreno mundial:

Noviembre 1940. Viajaban, la víspera del concierto, Joaquín Rodrigo y el guitarrista Regino Sáinz de la Maza hacia Barcelona en el tren de noche, juntos en el mismo compartimento del coche-cama. A altas horas de la madrugada, Regino despertó al Maestro con estas palabras: 'Me obsesiona una idea que no me deja dormir: ¿Y si mañana, en el concierto, no se oyera la guitarra?'. A consecuencia de esta pregunta, ninguno de los dos pudo conciliar el sueño en toda la noche.

Pero sus temores no se justificaron y la guitarra sonó, y el público aplaudió con gran entusiasmo al finalizar la obra.


 

3-15 de Marzo de 1986. Se celebraba en Londres el Festival Rodrigo:

Las salas Queen Elisabeth y Purcell Room del auditorio Festival Hall acogían -a lleno completo- siete conciertos, con programación de trece obras sinfónicas y veintinueve obras de cámara y para voz. Grandes solistas fueron sus intérpretes: Ángel y Pepe Romero, Joaquín Achúcarro, Agustín León Ara, Patricia Rozario, Julian Lloyd Webber, Iejuan Jones, entre otros, acompañados por la Bournemouth Sinfonietta bajo la dirección de Raymond Calcraft. Londres vibraba con la música del compositor español, y se apercibía la publicidad por doquier. El metro estaba tapizado de carteles con la foto del compositor.

Una mañana, Cecilia Rodrigo bajaba las escaleras de la estación de metro de Picadilly, y escuchó a lo lejos la melodía del Concierto de Aranjuez que sonaba con gran estruendo. De pronto, se encontró con un joven violinista que interpretaba el adagio del concierto, acompañándose por un potente sintetizador, que sonaba como una gran orquesta sinfónica. Los viajeros se apresuraban, dejando caer algunas monedas en su estuche, y Cecilia se plantó, inmóvil, delante del violinista, que continuó tocando, pero algo más nervioso, al ver que Cecilia le miraba fijamente.

Cuando terminó de tocar, ésta fue la conversación:

Cecilia: Hello, what are you playing?
Violinista: Well, it is my own composition
Cecilia: Really? It seems so familiar to me...
Violinista: Well, it is based on Rodrigo...
Cecilia: Ah... Joaquín Rodrigo is my father and you are playing the adagio of the famoust Concierto de Aranjuez. Here you have two pounds, but... next time you will pay royalties to the composer...

El joven violinista, con cara de asombro, recogió a toda prisa sus monedas, su violín y demás trastos, y salió corriendo...


 

5 de abril 1994. El Maestro contaba con 93 años de edad.

Teatro Monumental. Concierto extraordinario. Orquesta Ciudad de Málaga.Director, Olav Calleya. En programa, el Concierto de Aranjuez, actuando como solista Ángel Romero.

Dada la avanzada edad del compositor, éste se decidió a última hora a asistir al concierto. En taquilla solamente quedaban escasas localidades de gallinero, y se sacaron tres para él, su hija Cecilia y su nieta Cecilia. A la hora convenida llegaron al teatro, donde rápidamente la gente se percató de la llegada del Maestro, muy popular y siempre reconocido y venerado. Pausadamente subieron hasta la última fila del tercer piso y se sentaron en sus butacas. Enseguida se propagó la noticia de dónde se encontraba el compositor, y cuando faltaban pocos minutos para comenzar el concierto, se oyó una voz potente que gritó: '¡El Maestro Rodrigo está en el gallinero!'.

El revuelo que se organizó fue espectacular. Y a los pocos instantes apareció la gerente de la Orquesta para dar la bienvenida al compositor y plantearle que bajara a escuchar el concierto en el patio de butacas, pero ante el asombro de todos el Maestro no quiso moverse de su asiento, alegando que después de subir tantos escalones, de allí no le movía nadie, hasta el final. Al término del Concierto de Aranjuez las ovaciones que se escucharon desde todas las localidades del Teatro Monumental fueron extraordinarias, pero sobre todo, recibió el caluroso homenaje de sus vecinos del gallinero, muy orgullosos de haber compartido localidad con el ilustre compositor.

Quiénes somos   -  Aviso Legal   -  Tienda   -  Contacto